LA GOBERNADORA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, MARÍA EUGENIA VIDAL, CRITICÓ A “LOS SECTORES MINORITARIOS DE LA POLÍTICA QUE CONSINTIERON Y CALLARON LA POBREZA Y LA INFLACIÓN DURANTE LOS ÚLTIMOS AÑOS”, Y AL REMARCAR QUE “NO QUEREMOS LA PROVINCIA DE LA VIOLENCIA” AFIRMÓ QUE SE RESPONDERÁ “CON FIRMEZA Y LÍMITES DEMOCRÁTICOS”.

 

 

 

Durante la reunión de gabinete ampliado que se realizó hoy en la localidad bonaerense de Vicente López, la mandataria bonaerense convocó a los casi 500 funcionarios presentes a “saber escuchar a la gente y a no perder la sensibilidad”, al remarcar que “tal vez, todavía, no ha llegado el cambio a algunos hogares”.

“Se hizo mucho en estos 6 meses de gobierno, pero también poco, viendo lo que la gente sigue necesitando, para lo cual hay que salir de atrás del escritorio”, pidió a sus ministros en la reunión celebrada en el Centro de Convenciones “Presidente Arturo Frondizi”.

Para Vidal, es necesario construir “juntos ese puente entre lo que somos, y lo que podemos ser, tenemos que ser coherentes”.

El encuentro comenzó a las 9 y se extendió a hasta las 10.30 cuando se escucharon las palabras finales de Vidal y se habilitó la presencia de la prensa, previamente, el Ministro de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Federico Salvai, había repasado el trabajo de los seis meses de gestión y había remarcado la coordinación de las diferentes áreas de gobierno.

En el mismo sentido se pronunciaron también los ministros de las distintas áreas, quienes consideraron que “se ha hecho mucho y aún hay muchas cosas pendientes”.

Vidal llevó el “respaldo del presidente Mauricio Macri” quien ha dado “en todo momento, su apoyo político, personal y hasta afectivo para que podamos desarrollar nuestra tarea en equipo”.

“Les agradezco que se hayan puesto la camiseta, todos la tenemos puesta, porque no nos resignamos al ‘No se puede’, por eso pido también un gran aplauso para este gran equipo que trabaja coordinadamente con los intendentes para tener una provincia mejor donde el Presidente nos acompaña, nos banca y nos ayuda a resolver los problemas”, destacó la funcionaria.

También evaluó que “todo esto se hace sin mezquindad, sin especular, porque es un trabajo serio en conjunto y eso se transmite y se percibe. Por eso, si el cambio aún no llegó a un hogar y cuando tocamos un timbre nos reclaman porque por ahí alguien está viviendo un momento duro, tenemos que saber escuchar y no perder la sensibilidad teniendo presente la expectativa por todo lo que hicimos y sabiendo que aún queda mucho por hacer”.

En ese sentido insistió en pedirle a los dirigentes que “salgan a la calle. Quiero que me digan que ustedes estuvieron siempre, recorran, estén con la gente para dejar atrás el destrato, la indiferencia. No queremos ser eso”, puntualizó Vidal.

Para lograrlo, convocó a “ponerles nombre y caras a los pedidos, a las decisiones políticas que se toman todos los días, es lo que yo hago cada noche, antes de irme a dormir”, confió.

Luego, en el encuentro con la prensa, Salvai dijo que “no existe foco de conflictividad social en el conurbano” al tiempo que el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, negó una “crisis general de empleo”.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Social, Santiago López Medrano, destacó la inversión en los programas sociales para “que lleguen a los barrios” al tiempo que el secretario de Comunicación, Guillermo Suárez, destacó “el trabajo integrado en cada área de gobierno y la importancia del diálogo conjunto”.

La reunión de gabinete anterior se realizó el 11 de mayo pasado en el Club Regatas de la ciudad de Chascomús donde luego la mandataria recorrió las instalaciones de una empresa tecnológica radicada en esa ciudad.