Durante el encuentro, organizado por la Secretaría de Desarrollo Social, también se brindaron detalles sobre los roles y funciones de los servicios locales y zonales; y rutas de acción conjunta ante situaciones críticas.

Unos 170 directivos de distintos establecimientos educativos de la ciudad del nivel inicial primario y secundario participaron de una interesante jornada de actualización sobre la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes.

 

Organizado por la organización de la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio, también asistieron al encuentro integrantes del Servicio Local de Promoción y Protección de Derechos del Niño de Campana.

 

La jornada, que contó con la disertación de la profesional Mariana Pérez del equipo técnico de la Dirección Provincial de Promoción y Protección de Derechos, contó con el acompañamiento de la jefa de Gabinete, Mariela Schvartz; la subsecretaria de Desarrollo Territorial, Romina Buzzini; funcionarios municipales e inspectoras de distintas ramas.

 

Durante el encuentro, realizado en el Círculo Abrussezze, se brindaron detalles sobre los principales derechos de niñas, niños y adolescentes; roles y funciones de los servicios locales y zonales; rutas de acción conjunta ante situaciones críticas; y hacia el final los asistentes trabajaron en grupo para luego hacer una puesta en común.

 

En este marco, Schvartz enfatizó que “desde el Municipio lanzamos esta jornada para aceitar los engranajes del mecanismo en distintas intervenciones con personal educativo que trabaja continuamente en la problemática.”

 

Y Buzzini aseveró que “los derechos de los niños, niñas y adolescentes nos preocupan y ocupan, en la ciudad tenemos muchos casos de abuso, y es fundamental que se sepa como detectarlo a tiempo para evitar riesgos en los menores.”

 

“Para fortalecer los derechos – agregó- trabajamos articuladamente con el Poder Judicial; y siempre que hay que tomar alguna medida de abrigo, se toma en conjunto”.

 

Por su parte, Pérez mencionó que el objetivo de la jornada fue mejorar la articulación entre el servicio local y el área de educación, “ya que ellos pueden detectar tempranamente situaciones de vulnerabilidad para evitar contextos riesgosos.”