La hija de una paciente de 78 años, quien se encontraba internada por dificultades respiratorias reconoció al personal del nosocomio local por  la buena predisposición y  atención que le brindaron a su mamá.

 

Esta tarde una caja con regalos y un cartel de agradecimiento sorprendió a las enfermeras del hospital San José.
La protagonista del gesto fue la hija de Fernanda Angerano, una paciente de 78 años quien estuvo internada por dificultades respiratorias.
En agradecimiento por la atención recibida, y en nombre de toda su familia la mujer acercó una pava eléctrica, tazas y otros regalos destinados al plantel de 96 enfermeros/as que trabajan en el nosocomio local.