La víctima del envenenamiento se llama Damián Straschenco, es secretario adjunto del gremio de Luz y Fuerza de Zárate  y trabajador de Atucha.  Fue contaminado con material radiactivo puesto en una botella de agua que tenía dentro de su oficina alejada del sector de radiación.

 

Esta semana trascendió la noticia de que un trabajador de Atucha fue contaminado con material radiactivo puesto en una botella de agua que se encontraba en su oficina, la que según explicaron se encuentra lejos de la zona de radiación.

La presencia de material radiactivo en el cuerpo del dirigente llamó la atención ya que no forma parte del autorizado para acceder al reactor nuclear. La investigación interna -todavía en marcha- determinó que Straschenco había ingerido agua de una botella de su propiedad que había sido contaminada intencionalmente.

El gremialista declaró a un medio nacional que el nivel de radiación hallado en su cuerpo, “oscila entre 130 y 180 milisieverts, cuando la medida máxima tolerada para un trabajador expuesto a la actividad del reactor nuclear es de 20 milisieverts por año”.

Straschenco y la empresa descartan la posibilidad de un accidente y definen el hecho como “un accionar malicioso” destinado a causarle un daño al gremialista. El trabajador fue sometido a tratamiento médico para eliminar de forma rápida la radiación y continuará realizándose estudios para mantener controlado el nivel en su cuerpo.

La empresa ya radicó la denuncia que fue caratulada como “Intento de homicidio” y se busca dar con los responsables del hecho.