Tras cumplirse cuatro meses del asesinato de su hijo, la madre de Fernando Báez Sosa expresó su dolor y aseguró no poder “aceptar lo que pasó” e indicó que debe ser fuerte para continuar pidiendo justicia.

 

Hoy se cumplen cuatro meses de que Fernando no está entre nosotros, no porque él no hubiera querido, sino porque unos asesinos se cruzaron en su camino y decidieron acabar con su vida“, aseguró Graciela, la madre del joven asesinado por diez rugbiers el 18 de enero pasado en Villa Gesell.

Graciela sostuvo que, junto a su esposo Silvino, “no podemos todavía aceptar lo que pasó, nos cuesta mucho, pero tratamos de sobrellevarlo y llevarlo adelante como podemos“, mientras su marido asentía y dijo sentirse “muy triste, sin consuelo“.

Graciela, con la voz quebrada, agregó: “Hay días que siento que el mundo se me viene abajo, no tengo ganas de nada, pero debo ser fuerte para seguir pidiendo justicia por nuestro hijo“.

El otro día estuve acomodando cosas de Fernando y fue un día muy triste para mí. Doblar sus ropas, olerlas, acomodarlas y guardarlas, es algo terrible“, se lamentó Graciela, tras lo cual dijo que todo lo que tenía era para él y que vivía “pensando que en el día de mañana seríamos quienes partiríamos de este mundo primero”. Al borde del llanto, remarcó que “nadie se merece en esta vida” lo que le hicieron a Fernando.

Por último, recordó los planes que tenían junto a su hijo una vez que regresara de las vacaciones. “Pensábamos ir a ver a nuestras familias en Paraguay. Hace mucho que Fernando no iba y estaba feliz y orgullosa de que mi hijo pudiera acompañarnos para ver a sus primos y tíos“, contó.

Por su parte, Julieta Rossi, novia de Fernando, publicó en la red social Twitter un video con imágenes del joven acompañado de un texto que decía “Te amamos con el corazón Fer” y un emoji de una mariposa.

Con respecto a los acusados del crimen de Fernando, el padre de Máximo Thomsen aseguró que es “consciente del dolor” que padecen los padres de la víctima y que ya intentó comunicarse con ellos, pero que aún no pudo. También pidió que la causa se cumpla y que teme “que no se haga justicia” debido a la trascendencia mediática del caso.

 

Sin embargo pidió que tanto su hijo como los otros nueve imputados tengan la posibilidad de contar con “el debido proceso“, ya que “merecen que la justicia actúe con ellos como con cualquier ser humano“.

Hoy se cumplen cuatro meses y todavía esto no comenzó“, agregó el padre del más señalado como autor del “homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas“, al asegurar que los rugbiers están “ilegalmente detenidos porque nunca tuvieron el justo proceso“.

 

FUENTE: MundoPoder