El hecho ocurrió alrededor de las 5, cuando personal policial se acercó por un llamado al barrio San Felipe, por presencia de muchachos  consumiendo bebidas.

 

Al llegar al lugar, cuando la oficial aún estaba descendiendo del móvil, uno de estos sujetos le arroja una botella que se rompe al impactar con la cara,  ocasionandole una grave lesión en el rostro.
La oficial Grosso fue trasladada al Centro Médico​ Fritz Roy, donuna cirugía y varias puntadas.