NOTICIAS

ROTARY Y LA PROXIMIDAD DEL FIN DE LA POLIOMIELITIS EN EL MUNDO

Read Time:3 Minute, 51 Second

Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que se han alcanzado seis meses desde el último caso de poliovirus salvaje (Poliomielitis) en el mundo.

Esta noticia es muy esperanzadora porque de seguir sin nuevos casos durante tres años, esa organización mundial declarará al mundo libre de Poliomielitis.

Cuando en 1979 Rotary Club Internacional bajo la presidencia de James L. Bomar Jr., decidió hacer un acuerdo con el gobierno filipino con el objetivo de erradicar una enfermedad que azota al mundo desde los inicios del siglo XX, un promedio aterrador de 350000 niños y personas jóvenes por año eran afectados por el mal, pese a la existencia de vacunas desde la década de 1950.

Por entonces el mal era endémico en 125 países y de los niños afectados el 5% moría o quedaba con graves secuelas de parálisis, porque este flagelo causa terribles malformaciones o incluso la muerte, dado que puede afectar la médula espinal del ser humano.

Más conocida como “Parálisis Infantil”, la polio es una enfermedad altamente infecciosa que se contagia a través del contacto entre personas, por medio de secreciones nasales y orales.
Dado el éxito obtenido en Filipinas para controlar la endemia, en 1985 y bajo la presidencia de Carlos Canseco , Rotary Internacional comenzó oficialmente una campaña antipolio para todo el mundo, que más tarde se denominó Polio Plus ampliando la inmunización contra otras enfermedades inmuno prevenibles y sentando las bases de un programa que se convertiría en la prioridad principal de Rotary desde entonces hasta nuestros días.

En 1988 Rotary fue uno de lo miembros fundadores de la iniciativa mundial para la Erradicación de la Polio, conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS) que tuvo como objetivo unir esfuerzos para extrapolar al mundo el éxito de la prueba de Filipinas, dando énfasis a la necesidad de la vacunación a nivel mundial para evitar los contagios, dado que si hay personas infectadas su transmisión a otras personas no vacunadas es muy fácil y de graves consecuencias.

Desde entonces, otras organizaciones se acoplaron al esfuerzo para combatir este mal, si bien Rotary siguió siendo su soporte principal y mantuvo la coordinación y administración de recursos, así como la participación desinteresada de rotarios de clubes en todo el globo terráqueo.

Los mismos además de aportar fondos para financiar los programas de vacunación, participaron en muchos casos en las campañas para aplicar las vacunas en los lugares más apartados, inhóspitos y/o peligrosos del planeta.

Gracias al compromiso logrado por quienes como Rotary y sus colaboradores, han mantenido el esfuerzo durante décadas para controlar esta enfermedad, ya han sido vacunados más de 2500 millones de niños.Esto contribuyó a bajar el número de casos de 350000 por año en 1985 a 140 casos por año durante 2020 (concentrados en dos paises, Afganistan y Pakistan) y finalmente a sólo 2 casos en 2021, ocurridos a principios de año lo que significa una reducción del 99,99 % de los casos a nivel mundial. 

Es muy importante destacar que la Comunidad de Campana también ha participado en esta gesta solidaria mundial, a través de los aportes específicos que realizó cada año Rotary Club Campana a Rotary Internacional para combatir la Polio.

Rotary, los rotarios y quienes apoyan a estos clubes de servicio han aportado desde 1985 más de 1500 millones de dólares y el esfuerzo continúa en nuestros días hasta que el flagelo haya desaparecido totalmente de la faz de la tierra.

Sin dudas, la meta está a la vista y aun cuando hay sólidos motivos para estar contentos con los resultados del esfuerzo realizado, los clubes rotarios de todo el mundo siguen aportando fondos y continúan trabajando para poder festejar el triunfo total sobre el terrible mal.

El Programa Polio Plus de Rotary Internacional también está colaborando con quienes luchan contra la pandemia que afronta el mundo hoy, debido al COVID-19. Por ejemplo, la vasta red de vigilancia para detectar el virus de la polio en el ser humano y en el medio ambiente, se está utilizando para identificar y registrar los presuntos casos de COVID-19.

También dicho programa desarrolló un sistema de cadena de frío , compuesto por congeladores, refrigeradores y cajas de frío, para almacenar las vacunas y mantenerlas frías mientras son transportadas a grandes distancias que también puede utilizarse con éxito para el despliegue de la vacunas contra el COVID-19.

Algunos desafíos están en su fase final, otros recién comienzan, pero lo que se mantiene inalterable es el compromiso rotario de dar servicio y enfrentarlos con la misma decisión que lo hicieron hace décadas atrás, quienes decidieron terminar con la Polio en el mundo.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Sigue adelante el programa municipal “Invierno en Movimiento”
Next post Axel Kicillof anunció la vacunación libre desde el viernes para mayores de 18