El ejemplar estaba ubicado en la costanera y se había prendido fuego varias veces.

 

Personal de la Dirección General de Servicios Públicos removió este viernes un árbol de la costanera que representaba un gran peligro para los vecinos y vehículos que transitan por la zona.

 

El ejemplar – de importantes dimensiones- se había prendido fuego en varias oportunidades, por lo que, luego de evaluar su estado, el Municipio tomó la decisión de removerlo para evitar cualquier tipo de accidente que pudiera ocasionar.  

 

Los trabajos fueron coordinados por el secretario de Planeamiento, Obras, Servicios Públicos, Ambiente y Desarrollo Económico, Sergio Agostinelli.