El Municipio dispuso una cuadrilla para trabajar especialmente en la desobstrucción de las alcantarillas con el fin de mejorar el drenaje del agua ante las intensas lluvias.

 

Debido a las intensas lluvias, el Municipio reforzó este lunes la limpieza de sumideros y bocas de tormenta en distintos puntos de la ciudad.

 

A través de la Dirección de Servicios Públicos -dependiente del secretario de Planeamiento, Obras, Servicios Públicos, Ambiente y Desarrollo Económico, Sergio Agostinelli- se dispuso una cuadrilla para trabajar en la desobstrucción de las alcantarillas con el objetivo de mejorar el drenaje del agua para evitar anegamientos u otras complicaciones.

 

Personal municipal retiró de dichos desagües una gran cantidad de desechos que dificultan su buen funcionamiento por lo que se solicita a los vecinos tomar conciencia sobre la importancia de mantener la ciudad limpia y evitar arrojar residuos a la vía pública.