Se violentaron los tableros eléctricos, bajaron las térmicas y se robaron las fotocélulas. La Dirección de Electromecánica del Municipio ya resolvió el problema.

A una semana de la inauguración de la nueva plaza de San Cayetano, las luces dejaron de funcionar a causa de un acto de vandalismo.

Ante el reclamo de los vecinos, la Secretaría de Descentralización del Municipio pudo verificar que se violentaron los tableros eléctricos, bajaron las térmicas y se robaron las fotocélulas.

Rápidamente, personal municipal de la Dirección de Electromecánica se acercó al lugar para solucionar el problema reparando y reponiendo todo lo violentado, dejando así el espacio público totalmente iluminado.

Según denunciaron vecinos del barrio, estos hechos son reiterados, por eso desde el Municipio recordaron la importancia de cuidar y conservar el espacio público dado que es un importante sitio de esparcimiento.

Asimismo, instaron a los vándalos a deponer de su actitud imprudente considerando que su accionar termina teniendo un importante costo económico al momento de realizar reparaciones o trabajos de pinturas.

Semanas atrás, en el barrio también se había vandalizado la bomba de agua potable, rompiendo el candado y dañando la tapa de la estructura que protege al equipo.