Después de asistir a la planta de General Motors en Rosario, el presidenteMauricio Macri cumplió hoy la promesa de visitar a Alejandro Farías, un vendedor de tortas fritas de la localidad de Cuatro Esquinas, que le había enviado una carta con 100 pesos para ayudar al Gobierno.

 

Macri había hablado telefónicamente con Farías luego de recibir la carta, y hoy lo sorprendió al visitar de improvisto su puesto de comidas.

Farías tiene 63 años y vive en barrio Acindar, pero viaja todos los días al cruce de las rutas 18 y 25, localidad de Cuatro Esquinas, para vender tortas fritas y asadas, y bolas de fraile, según informó La Capital.

El mandatario tomó unos mates con Alfredo, y le regaló una remera de Boca.