“Es un logro muy importante que todos los retirados del municipio puedan hoy tener un sueldo sustancialmente mayor”, resaltó el intendente quien trabaja durante meses junto a su equipo para lograrlo.

 

Luego de intensas gestiones del intendente Sebastián Abella ante el Instituto de Previsión Social (IPS) de la Provincia de Buenos, finalmente este mes los jubilados y pensionados municipales están cobrando sus haberes con importantes aumentos. 

El aumento se logró a partir que el IPS finalmente implementó el Convenio Colectivo de Trabajo aprobado en diciembre de 2015, así como la aplicación del 3% por antigüedad. De esta manera los sueldos de los trabajadores retirados del municipio sufrieron incrementos muy importantes.

“Estuvimos trabajando durante meses, realizando gestiones ante el IPS, y también reuniéndonos con jubilados municipales, analizando sus casos y tratando que las mejoras salariales del nuevo convenio llegaran a sus haberes”, explicó el jefe comunal. 

Fueron varios los jubilados y pensionados que se acercaron al jefe comunal para agradecerle sus esfuerzos para que la provincia finalmente actualizara los salarios.