NOTICIAS

Las Manifestaciones del inconciente. Por Margara Pons

Read Time:1 Minute, 58 Second

¿A qué nos referimos cuando hablamos de inconciente?

Oscar Masotta decía que es un saber no sabido.

Tal y como lo afirman Laplanche Y Pontalis, “si se hubiera de resumir en una palabra el descubrimiento freudiano, ésta sería indiscutiblemente el término “inconciente” “, con el que designa uno de los sistemas dentro del marco de la primera teoría sobre el aparato psíquico.
Freud, lo “descubre” y construye tomándose de las “manifestaciones del inconciente”, porque no tiene un lugar físico, no está en una zona determinada donde podemos ubicarlo y estudiarlo, pero existen esas formaciones que vienen a anoticiarnos sobre él y ya no podemos negarlo.
Con la categoría de inconsciente se ha tratado de señalar un aspecto del contenido mental que difiere de la consciencia, al cual el sujeto no tiene un acceso directo o accede a través de ciertas desfiguraciones.
El inconciente se constituye con contenidos reprimidos, ese saber que se encuentra censurado pero que está escrito en otro lado. No está olvidado, no está perdido, sino que existe y retorna en las manifestaciones o formaciones del inconciente, éstas son:
• Los sueños. Para Freud los sueños fueron el elemento más apropiado para llegar al conocimiento del inconsciente, les llamó la VÍA REGIA del inconsciente.
• Los actos fallidos (olvidos selectivos, sustituciones, equivocaciones y lapsus). Muchas veces se cometen “actos fallidos” en los cuales es relativamente fácil reconocer el deseo inconsciente que se está expresando a través de ellos.
• El chiste. En ellos aparece disfrazado, oculto, algún sentimiento que no puede expresarse directamente, algo negativo o bien de contenido sexual, relacionado con las pulsiones y por lo tanto con la parte inconsciente de nuestra vida.
• Los síntomas. Todo síntoma es siempre señal de algo.
Los mecanismos centrales de las diferentes formaciones de lo inconsciente, son la condensación y el desplazamiento.
Aunque cada formación del inconsciente tiene sus características particulares, lo que parece coincidir en todas es que lo reprimido queda inscrito en la palabra.
En las siguientes entregas vamos a tratar cada una de estas manifestaciones. Es importante señalar que la interpretación de cada una de ellas debe hacerse en el marco de una terapia, en transferencia y con un o una analista que posicione al paciente en lugar de sujeto de saber, porque es el paciente el que trae el saber y es el analista el que va a acompañar a desentrañar ese contenido.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post ABSA asistió a los fieles que peregrinaron a la Basílica de Luján
Next post Nuevas luminarias LED en la Plaza España