Axel Cantlon y el Dr. Marcelo Coria hicieron referencia a la polémica generada sobre la vacunación: “la diferencia entre el crecimiento dentro de un marco de salud de nuestros niños se encuentra entre vacunar y no vacuna”

 

En los últimos días surgieron versiones en las que se planteaba evaluar la no obligatoriedad de la actual vacunación obligatoria.

Vale recalcar que entidades científicas como la Sociedad Argentina de Pediatría establecen que la prevención que brinda la vacunación obligatoria es fundamental e imprescindible para asegurar un óptimo estado de salud desde los primeros días de vida.

El concepto de vacunación obligatoria se encuentra protegido desde diferentes aspectos, estos serían, el aspecto sanitario, el aspecto científico y el aspecto normativo.

Sintéticamente se puede establecer que desde el punto de vista sanitario se  puede apoyar el concepto de vacunación obligatoria teniendo en cuenta los resultados que han demostrado estas en el control de enfermedades infectocontagiosas, también vale recalcar el concepto de equidad que representa la vacunación, ya que son las mismas vacunas las que llegan a toda la población;

Desde el punto de vista científico, todas las vacunas son sometidas a rigurosas normas que aseguran su eficacia y seguridad de quienes las reciben;

Por último la vacunación obligatoria está totalmente resguardada desde el punto de vista normativo, ya que estas forman parte del Derecho a la Salud, y este derecho está protegido por la Constitución Nacional, y diversos  Tratados  Internacionales a los que nuestro país suscribe, como lea Declaración Internacional sobre los Derechos del Niño, también hay leyes nacionales que mencionan esto como la 22909/83, en donde se establece que “las vacunaciones incluidas en el calendario nacional son obligatorias para todos los habitantes del país”.

Por todo lo ya citado, debemos establecer que, para el normal crecimiento de nuestros niños dentro de un marco saludable, la vacunación obligatoria no debería estar en discusión, es importante destacar que la diferencia entre el crecimiento dentro de un marco de salud de nuestros niños se encuentra entre vacunar y no vacunar.