El prestigioso diario estadounidense puso en su portada los nombres de 1.000 personas fallecidas por coronavirus para magnificar las secuelas de la enfermedad. Fue mundialmente viralizada y resultó un contundente mensaje para el gobierno de Trump.

 

El coronavirus está causando un verdadero colapso en Estados Unidos. Las víctimas fatales ya son más de 100.000, mientras que una cuarta parte de ellos se concentra en New York. Es por eso que la tapa del New York Times, uno de los diarios más reconocidos del país americano, resultó la “más dolorosa”.

En la misma aparecen los nombres de algunas de las personas fallecidas por coronavirus. “No eran simplemente nombres en una lista. Eran nosotros”, fue el breve texto que utilizó el periódico para acompañar la interminable y angustiante nómina.

Cabe recordar que Estados Unidos, con 1.6 millones de casos de coronavirus registrados y 100.000 muertes, supera en ambas cifras al resto del mundo, según la cuenta de la Universidad Johns Hopkins. Pero, según demuestra en sus palabras y hechos, el presidente Donald Trump está más preocupado por la caída y reactivación de la economía que por la salud de los habitantes de su país.

De hecho, Trump fue este sábado a jugar golf un día después de que describiera a las iglesias como “esenciales” y exigiera a los gobernadores permitirles reabrir el fin de semana por el Día de los Caídos en Guerras. La visita de Trump al campo de golf fue la primera a uno de sus negocios desde el 8 de marzo, cuando estuvo en su club privado de golf en West Palm Beach durante el fin de semana que pasó en su casa en Florida. La Organización Mundial de la Salud declaró el 11 de marzo la pandemia del coronavirus y Trump decretó la emergencia nacional dos días después.

Su regreso al golf es el indicio más reciente de que desea que el país regrese a la época previa a la pandemia, aún cuando la cifra de muertes por el virus ya es del doble de lo que él había pronosticado inicialmente.

Trump también tiene previsto visitar el Cementerio Nacional de Arlington y el monumento nacional Fort McHenry en Baltimore con motivo del Día de los Caídos en Guerras de Estados Unidos y viajará después a la costa de Florida para presenciar el miércoles el despegue de astronautas estadounidenses al espacio.

 

Fuente:DiarioOle