El acto inaugural fue encabezado por el intendente Abella y el presidente del HCD, Sergio Roses, junto a la comunidad educativa. “Es fundamental que los establecimientos estén en óptimas condiciones ya que permiten que los chicos tengan una educación de calidad y cerca de sus domicilios”, aseguró el jefe comunal.
Dos nuevas aulas, tres baños y un espacio para preceptoría fueron inaugurados en la Escuela Secundaria Nº 10 del barrio San Cayetano por el intendente Sebastián Abella junto a la comunidad educativa de la institución.
A través de una inversión realizada por el Municipio con el Fondo Educativo provincial, se pudo concretar esta obra de ampliación que fue gestionada por el jefe comunal y el equipo de Educación e Inspección debido a la falta de espacio físico para recibir a los alumnos que concurren al nivel secundario.
Del acto participaron también el presidente del HCD, Sergio Roses; la jefa de Gabinete, Mariela Schvartz; las directoras Milva López Pereyra (Educación) y Gilda Bonatti (Infraestructura Escolar); la presidenta del Consejo Escolar, Nelda García, la inspectora Jefe Distrital, Silvia López; inspectoras de distintas ramas; consejeros escolares; y autoridades de la escuela.
Luego del tradicional corte de cintas, encabezado por Abella, la directora de la EES Nº 10, Fabiana Savoini, y demás autoridades educativas, las aulas, el nuevo espacio para preceptoría y tres los baños quedaron completamente inaugurados.
En este marco, el jefe comunal se mostró muy contento por los resultados obtenidos y destacó el arduo trabajo realizado por el equipo de Educación del Municipio en pos de fortalecer la educación pública y de cumplir el sueño de docentes y alumnos.
“Es fundamental que las escuelas estén en óptimas condiciones ya que le permiten a los chicos tener una educación de calidad y cerca de sus domicilios”, enfatizó Abella.
Roses, en tanto, hizo hincapié en que el barrio San Cayetano que está experimentando un progreso notable de infraestructura en distintas áreas. “Esta obra de ampliación es parte del gran “shock” de infraestructura escolar que está atravesando la ciudad pocas veces visto”, enfatizó.
Previamente, López había expresado ante los presentes que “estas aulas les permitirán a los alumnos que se eduquen cerca de sus casas sin necesidad de viajar a escuelas de otros barrios.”
Y Savoini le agradeció al Intendente por su compromiso con la educación y por estar atento a “todas las necesidades de los docentes y alumnos ya que, en este tiempo, junto a su equipo, hicieron realidad la apertura del jardín maternal hasta la inauguración de estas nuevas instalaciones.”
La inspectora de Educación Secundaria, Nidia Saenz, también se sumó a los agradecimientos de las nuevas aulas y baños que fueron bendecidos por el padre Rodrigo Chaparro y el pastor Daniel Ornú.