La Confederación General del Trabajo (CGT) salió este martes en defensa del gobierno de Alberto Fernández al acusar de “canalladas” y de “grupo variopinto” a los sectores que cuestionaron la cuarentena y la calificaron de “infectadura” en alusión a la violación de derechos democráticos.

 

En un duro comunicado , la CGT oficial advirtió que “la proclama lanzada por un grupo variopinto de libres pensadores en relación al supuesto peligro que corre la Democracia, no puede ni debe quedar sin respuesta”.

La carta está firmada por los secretarios generales Héctor Daer y Carlos Acuña, por el secretario de Derechos Humanos, Julio Piumato y el de Prensa, Jorge Sola.

“Es una canallada denominar infectadura al Gobierno surgido del voto libre y democrático de más del 50% de los argentinos hace apenas seis meses”, señala el documento en su tercer párrafo.

 

 

 

 

Y sigue: “El valor social, político y económico de nuestro sistema democrático, que tantas vidas nos costó arrebatarle a la más sangrienta y asesina dictadura que nuestro país recuerde, no puede ponerse en tela de juicio de un modo tan irresponsable”.

La CGT agrega que “los trabajadores junto al resto del pueblo en forma abrumadora nos pronunciamos en favor de un Estado Presente luego de cuatro años de ausencia y abandono”, en un reproche indirecto al anterior gobierno de Mauricio Macri y el frente Cambiemos, que es justamente, uno de los más críticos a la cuarentena desde la oposición.

De esta manera, la CGT igual que Alberto Fernández, diferencia a “los opositores que tienen responsabilidad de Gobierno” aunque sin mencionarlos, al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y a los gobernadores radicales Gerardo Morales y Rodolfo Suárez de Mendoza de los que son opositores sin cargos de gobierno.

Y finaliza criticando al “individualismo libertario que debe expresarse con la responsabilidad cívica que la trascendencia de sus nombres propios les impone. La salud de los Argentinos no puede ser debatida entre bambalinas ideológicas tendenciosas”, arremetió la CGT.

 

Imagen de archivo

 

Fuente: A24