El intendente anuncio que se reducirá el sueldo y les pidió a los concejales que ejerzan una voluntad similar donando el combustible que se le asigna a Bomberos Voluntarios de Campana, entre otras medidas.La secretaria de gabinete Mariela Schvartz y el Pte del HCD Sergio Roses, acompañaron en el anuncio al jefe comunal.

 

Abella aclaró que nunca cobró lo que se dijo y anunció que renunciará a los gastos por representación

El Intendente informó que actualmente cobra $148.000 al bolsillo. Además adelantó que con la renuncia de los gastos por representación comenzará a percibir $75.000 mensuales

 Para terminar con las versiones mal intencionadas que se han difundido desde sectores de la oposición, el Intendente Sebastián Abella, mostró ayer su recibo de sueldo y además anunció que dejará de cobrar los gastos de representación que durante los últimas gestiones se cobraban.
El Jefe comunal exhibió ante los medios de prensa, su propio recibo y aclaró que “el sueldo de bolsillo hoy es de $148.000, no de $272.000”.
Ante la prensa también reiteró que la cifra surge según lo estipulado por Ley Orgánica Municipal y está compuesta por un total de 16 sueldos básicos de un empleado municipal de menor escalafón.
“Más allá de eso hoy la Ordenanza complementaria vigente, que sancionó el Frente para la Victoria, le otorga un 100% de gastos de representación al Intendente. Esto el bloque opositor lo sabe desde el primer día. De hecho, no es una sorpresa para ellos porque incluso el Intendente saliente percibía dicho porcentaje”, sentenció Abella.
En este sentido, realizó un significativo anuncio y comunicó que renunciará por completo a tales gastos de representación. De esta manera, a partir de un sueldo bruto de $136.000, comenzará a cobrar al bolsillo –con los correspondientes descuentos- $75.000 por mes.
Destacó además que la decisión está a tono con la emergencia económica del Municipio.
“Lamentablemente hay una oposición pobre que lo único que hará durante cuatro años será cuestionar cualquier acto administrativo que se impulse desde el Municipio. En vez de ser una oposición que acompañe o aporte ideas cuestionará nuestros actos, cuando durante 20 años estuvo aplaudiendo cualquier despilfarro de gestiones anteriores”.
“Quiero decirles que yo no vine a llenarme los bolsillos de dinero con la política. Yo era una persona que tenía mi vida ordenada y organizada de manera diferente. Sin embargo, decidí afrontar este desafío. Por eso, no voy a permitir que estas personas vengan a manchar mi nombre”, destacó.
Siguiendo estos anuncios que buscan favorecer la transparencia, recordó que próximamente estarán a disposición de la comunidad las declaraciones juradas de él y sus funcionarios a través de la página web del Municipio.
“Queremos que todos puedan ver cuál es mi patrimonio al inicio y al final de mi gestión. Hay funcionarios de administraciones anteriores que no lo hicieron en ningún momento”, resaltó.
Sobre el final de sus declaraciones también aclaró que por su determinación, “un secretario gana un promedio de $45.000 mensuales” con bonificaciones incluidas.
En tanto que, para concluir, informó que elevará un pedido al Honorable Concejo Deliberante para que Sergio Roses, su presidente, cancele los gastos por combustibles para todos los concejales y estos sean donados a los Bomberos Voluntarios de Campana.