Días atrás, Juan Ghione y Marco Colella recorrieron el barrio Otamendi ante el llamado de distintos vecinos.

 

“Creemos que parte de nuestro trabajo es estar cerca de la gente, por eso cada vez que recibimos el llamado de alguna persona vamos hasta el lugar personalmente para poder acompañar el reclamo e intentar generar soluciones” explicó Marco Colella.

“En este caso, estuvimos en el barrio Otamendi y nos encontramos que ha sido totalmente olvidado por la gestión Abella. Las calles en su mayoría están intransitables, los taxistas y remiseros del barrio nos explicaban que hay calles donde directamente es imposible ingresar con el auto y deben pedirle a la gente que se acerque a otras calles para poder pasarlos a buscar. Los vehículos se rompen cada dos o tres meses y deben repararlos para poder seguir trabajando, con el gasto que esto implica. Esto afecta a aquellos que deben trasladarse en el barrio, la gente nos cuenta que ni siquiera las ambulancias entran en determinadas calles, este es un problema grave que pone en riesgo a todos” agregó Juan Ghione.

Los ediles cuestionaron fuertemente los trabajos que se han realizado. “Sucede lo mismo que en el resto de la ciudad: en las calles de asfalto se realizan reparaciones parciales que duran pocas semanas y todo vuelve a estar como antes o peor. Con la tosca sucede exactamente lo mismo, se utiliza material de mala calidad y la primer lluvia lava todo. Hay vecinos que han comprado tosca con sus propios recursos para arreglar su calle. Es indignante que el Estado, con las altas tasas que cobra, no se haga cargo de esto y sean los propios habitantes del barrio los que sacan dinero de sus bolsillos para arreglar las calles” reclamaron.

 

“Los vecinos están enojados, no quieren seguir viviendo en estas condiciones y ya no saben cómo hacer para que los escuchen” resaltaron desde el Frente Renovador y advirtieron que es necesario que el Municipio se acerque a dialogar con ellos, que se trabaje en generar proyectos y se realicen obras, al menos las más urgentes, para demostrar interés y evitar que se tomen medidas más graves.