El centro de Miami está inundado y ya son tres las víctimas fatales en el estado, donde más de 2,1 millones de personas están sin energía eléctrica El huracán Irma tocó tierra esta tarde en la ciudad de Marco Island, a 20 kilómetros de la ciudad de Maple, al sudoeste de Florida, con categoría 3, vientos promedio de 185 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 230 km/h.
Así lo informó la Central estadounidense de Huracanes (NHC). La ciudad de Marco Island está ubicado a 172 kilómetros al oeste de Miami, también sobre la costa, en el extremo opuesto de la península.
Tras su paso por Marco Island, el huracán se dirigió al norte y golpeó a la ciudad de Naples. Entonces las autoridades lo degradaron a huracán de categoría dos, aunque aclararon que sus consecuencias siguen siendo muy peligrosas.
Más temprano, por la mañana, Irma había golpeado los cayos de Florida como una poderosa tormenta de categoría 4 y vientos sostenidos de 210 km/h, dejando sin vida al menos a tres personas y sin electricidad a más de 2,1 millones. Varias zonas del centro de la ciudad de Miami están inundadas.
La tormenta avanza lentamente hacia el norte por la costa occidental del estado hacia Tampa, una zona muy poblada.