Los alumnos de la institución, recorrerán de 10 a 15 la ciudad para recolectar alimentos no perecederos que serán entregados a comedores comunitarios. Jefatura de Gabinete declaró esta actividad de interés municipal.

 

Con el acompañamiento del Municipio, la Comunidad Educativa del Colegio Padre Aníbal Di Francia realizará este sábado, de 10 a 15, la 7º Colecta Alimentaria.

 

Los alumnos, padres y docentes de la institución visitarán a los vecinos en sus domicilios, con el propósito de recolectar alimentos no perecederos que luego serán entregados a comedores de la ciudad. Estarán identificados con pecheras amarillas.

 

Esta tradicional actividad, que lleva el nombre “Porque tuve hambre y me diste de comer”, fue declarada de interés municipal por la jefa de Gabinete Mariela Schvartz, quien destacó la labor que realiza la comunidad del Colegio. “Desde el Municipio acompañamos este tipo de actividades, que cumplen un rol tan importante para la comunidad, como son la promoción de valores solidarios y la capacidad de ponerse en el lugar del otro dejando el ego de lado”, expresó Schvartz.

 

Según mencionaron los organizadores, la colecta tomará como punto de partida y finalización el gimnasio del Colegio, ubicado en la calle Las Heras, entre avenida Balbín y Capilla del Señor.

 

La vicedirectora del Nivel Primario del Colegio Padre Aníbal Di Francia, Marisa Pandiani, agradeció el acompañamiento del Municipio, al tiempo que subrayó: “La Colecta Alimentaria es muy importante ya que coincide completamente con los ideales de la institución, que siguen la identidad del Padre Aníbal Di Francia desde la caridad y la orientación por las vocaciones”.

 

“Las colectas son una buena oportunidad para que alumnos, padres y docentes del colegio fortalezcan sus vínculos realizando un gesto que beneficia al otro y ofreciendo su tiempo de manera incondicional”, señaló Sergio Baigorri de la Unión de Padres del Colegio a los medios de comunicación.

 

A su turno, un padre del Colegio, Cesar Gómez, destacó que “también habrá puestos fijos en la entrada de los supermercados Carrefour y Coto y en los edificios de nuestra ciudad para recibir alimentos”.

 

Al finalizar la conferencia los alumnos de la institución educativa, Belén Baigorri; Lautaro Imohff; y Lorenzo Soimu, mostraron su entusiasmo de participar en la colecta y de poder ayudar a los que más lo necesitan.