La medición es de los primeros 15 días hábiles del mes, según un informe privado. En las provincias la caída alcanza al 14% en términos reales.

 

Los principales impuestos nacionales relevados en forma privada exhiben una caída del 39% en términos reales en los primeros 15 días hábiles de mayo, mientras que los provinciales se reducen un 14 por ciento.

 

Así se desprende del monitor del Instituto de Análisis Fiscal (IARAF), que señala que, en el análisis por tributo, sólo aumentan en términos reales aquellos patrimoniales (inmobiliario y Bienes Personales), mientras que el resto muestra variaciones inferiores a la inflación en el periodo considerado. La mayor caída se dio en el Impuesto a las Ganancias, que recaudó el 60% menos que en mayo de 2019, evaluado a moneda constante.

 

“La continuación del aislamiento actual iniciado a fines de marzo, y extendido sin pausas hasta la actualidad resulta claramente negativa para la actividad económica y para los ingresos fiscales, deteriorando la ya desfavorable situación con que había iniciado el año”, señala el trabajo.

 

En lo que se refiere al IVA, señala que se recaudó en lo que va de mayo un 25,2% nominal más que en igual mes de 2019. Pero, si se consideran los efectos de la inflación en el mismo período, la caída real en su recaudación fue del 13,5 por ciento.

 

En lo que se refiere al impuesto a las Ganancias, en el quinto mes del año acumula una caída del 42% nominal. Como consecuencia, su caída real interanual es del 59,9 por ciento.

 

A la hora de observar Bienes Personales, el trabajo del IARAF muestra en mayo crecimientos muy elevados, debido a la suba de la carga con impacto este año. En mayo de 2019 la recaudación de este impuesto era de 459 millones de pesos y para mayo de este año 6.893 millones de pesos.

 

El impuesto a los combustibles también mostró una “dinámica diaria muy variable”. En los últimos días se observó un salto en su recaudación superior al observado en mayo de 2019, llevando un crecimiento nominal del 32 por ciento.

 

La suma de los cuatro impuestos nacionales (IVA, Ganancias, Bienes Personales e Impuesto a los combustibles) acumularon hasta el 26 de mayo un 11,3% nominal menos que lo recaudado en el mismo mes de 2019; equivalente a un derrumbe real del 38,7%. En ingresos esto significa que. mientras la recaudación total de mayo de 2019 fue de $194.191 millones, durante el mismo mes de este año en pleno proceso de la pandemia y de la cuarentena, la recaudación es de 172.231 millones de pesos.

 

En lo que se refiere a Ingresos Brutos y las provincias, el trabajo del Iaraf señala que la recaudación mostró una “importante desaceleración en la tercera semana del mes, y creció un 18,8% nominal en comparación con lo que se había obtenido al cabo de 15 días hábiles de 2019. Su caída real fue del 17,9%, superando a la caída del IVA, por ejemplo”.

 

Algo similar sucedió con el impuesto a los sellos, que mostró una reducción en valores nominales, se verifica una caída del 9% en comparación con mayo de 2019, que implica una baja real del 37,1%. El Inmobiliario pudo acumular una recaudación que significó un 17,7% real más que la del año pasado.

 

 

“Los impuestos provinciales (la suma de IIBB, Sellos e Inmobiliario) mostraron una evolución que los llevó a un crecimiento del 24,2%, que se transforma en una caída real del 14,1%, una vez que se tiene en cuenta la inflación del periodo”, explica el trabajo.

 

El director de ARBA, Cristian Girard, afirmó que “la recaudación bonaerense viene cayendo hace dos años en términos reales”, y añadió que ahora “está muy afectada por el parate económico” provocado por la pandemia de coronavirus.

 

El funcionario dijo que “la provincia de Buenos Aires registra caídas de recaudación en términos reales desde marzo de 2018, es decir que viene perdiendo ingresos ininterrumpidamente”, y remarcó que “de dos años a esta parte, todos los meses los aumentos de la recaudación fueron inferiores a la inflación”.

 

Respecto de los últimos datos, detalló que “en abril tuvimos un aumento interanual del 18% en Ingresos Brutos, con una inflación acumulada del 48%. O sea, perdimos contra la inflación 30 puntos”.

 

“Esa es la situación hoy de la recaudación bonaerense, que está muy afectada por el parate económico. Cerramos el mes en torno de los $29.000 millones de recaudación total, cuando nuestra previsión antes del coronavirus era recaudar $40.000 millones. Esa es la magnitud de la caída de recursos”, evaluó.

 

El director de ARBA resaltó que “la mitad de los ingresos de la provincia provienen de la recaudación de impuestos propios, por eso es muy importante que aquellos que pueden pagar lo hagan. Y que a quienes no pueden, entre todos los acompañemos para que paguen cuando recuperen sus ingresos”.