NOTICIAS

En diálogo exclusivo con Campana360: Sergio Duarte, el policía local, "No tengo miedo, quiero volver a trabajar como antes, en la calle"

Read Time:2 Minute, 41 Second

Un emotivo encuentro con el protagonista de un hecho que conmocionó a Campana y alrededores, mientras se recupera en su casa de Maquinista Savio, rodeado de su familia, nos abrió las puertas para conocerlo.

 

Fue noticia en todos los medios de la zona, y su caso tocó el corazón de cientos de personas, una gran mayoría ni siquiera lo conocía, pero ninguno de ellos dudó en: pensar, rezar, enviarle energías, y desearle lo mejor a aquel “policía local cruelmente atropellado por motochorros” como titulaban los diarios. 
  A casi dos meses de aquella terrible tarde, nos abrió las puertas de su casa en Maquinista Savio, sonriendo, acompañado de su esposa Giselle y dos de sus tres hijos. 
 Sergio sonríe, porque lo peor ya pasó y hoy está con su familia, porque nadie pudo arrebatarle la vida y ahora nadie puede arrebatarle sus ganas de volver a ejercer su profesión: “No tengo miedo, quiero volver a trabajar como antes, en la calle”, dice convencido. 
 Mientras hablamos, Emiliano (su hijo del medio, de 5 años) toma una hoja y empieza a dibujar.
 Sergio eligió ser policía desde chico, aunque las vueltas de la vida lo llevaron a trabajar durante 6 años en un bingo, logró estudiar la profesión y ser el 7mo mejor promedio de una clase de 150 alumnos: “Estaba muy entusiasmado y quería seguir estudiando”,agrega. 
  Aquel 15 de marzo interrumpió la carrera de Sergio, aunque como él confirma, no será un impedimento para volver a su labor una vez que los médicos lo autoricen.
“De ese día solo recuerdo que estábamos en el barrio San Felipe y recibimos el llamado para acompañar a la camioneta que iba a Santa Lucía, yo iba acompañado de la Sargento Ojeda, cuando veo que la moto se acerca a ella la empujo”, explica. 
 Desde el 15 hasta que salió del estado de coma, no recuerda nada, Fue su compañera, quien lo reconoce como el que “le salvó su vida”, la que reconstruyó los hechos: “mientras estaba tirado en el suelo pedía que llamen a mi cuñado, quien también es policía”. 
 Aunque poco importan, para él, los detalles sobre esa situación, sí rescata la labor del bombero Adrián Rodríguez (su compañero en la carrera de policía) que, pese a que fue muy cuestionado por su accionar, permitió que Sergio sobreviva al impacto y llegue con vida al hospital. 
  Superó intervenciones quirúrgicas de alta complejidad y ahora viaja a Capital, con frecuencia, para continuar el tratamiento de rehabilitación.  Sergio está rodeado del cariño de su familia y también de sus compañeros y jefes,quienes lo visitaron todos los días en el Instituto Fitz Roy, también recibió apoyo del Intendente, Sebastián Abella, y del Secretario de Prevención Ciudadana, Abel Milano: “Todos se preocuparon y estuvieron al tanto de mi salud”, agradece. 
 Por último, y cuando le pedimos un mensaje para otros jóvenes que como él se aventuran en la carrera de Policía, Sergio solo dice: “Que estén atentos, siempre”. 
 Nos estábamos yendo, agradecidos por la calidez con la que nos recibieron tanto Sergio como Giselle, pero en la puerta alguien nos frena, es Emiliano, con su dibujo: “esto es para ustedes”, dice. En su obra de arte, hay varias personas, y todos están sonriendo, felices.  
 
 
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
Previous post Apoyando al Deporte
Next post La Melo hizo entrega de herramientas y pintura para trabajos en el predio del Viola