Según se informó, los vecinos interesados pueden solicitar personalmente este servicio en la Dirección de Tránsito y Transporte o iniciar un reclamo a través del CEMAV. 

 

El Municipio recuerda a la comunidad que puede denunciar y solicitar la remoción de vehículos abandonados en la vía pública. 

 

 

Según detalló el intendente Sebastián Abella, “si algún vecino está interesado en solicitar que se retiren autos y otros tipo de coches que obstaculizan el tránsito o bien generan inseguridad, podrá hacerlo sin inconvenientes”. 

Para ello, deberán dirigirse personalmente a la oficina de Tránsito y Transporte (Jacob 662) de lunes a viernes de 7.30 a 15 o sábados de 8 a 12 o bien  iniciar un reclamo a través del CeMAV. 

“Contamos con una grúa que nos permite realizar este tipo de tareas con rapidez. Y nuestro personal está a disposición del vecino para responder de manera eficiente y eficaz”, cerró el jefe comunal, quien destacó la importancia que tiene retirar los vehículos abandonados tanto en términos de seguridad como de salubridad.