La puesta en valor se realiza en el marco del Plan integral de mejoramiento del caso urbano, “Aprovechamos el receso invernal para hacer las obras sin ocasionar molestias a la comunidad educativa de la zona”, explicó el intendente Abella tras recorrer las obras junto al presidente del HCD, Sergio Roses.

 

En el marco del Plan integral de mejoramiento del casco urbano, el Municipio puso en marcha la repavimentación de la calle Luis Costa.

 

El intendente Sebastián Abella y el presidente del HCD, Sergio Roses, recorrieron los trabajos que comenzaron con un frezado desde las calles Puccini hasta Berutti.

 

“Aprovechamos el receso invernal para hacer las obras en este lugar que es muy transitado durante las clases, nos pareció más prudente paralizar momentáneamente los trabajos de la avenida Varela y trabajar durante estos 15 días en esta zona para no ocasionar molestias a la comunidad educativa”, explicó el Intendente.

 

“Es una de las zonas más pintorescas de la ciudad y las calles deben estar en las mejores condiciones tanto para las personas que vienen a hacer deporte como para los que transitan por acá para ir a trabajar”, completó.

 

La obra se financia a través del aporte del Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires y del Fondo de Infraestructura Municipal.

 

“Estamos trabajando fuertemente en todos los barrios, en las avenidas principales, y se está haciendo un bacheo importante de hormigón en los lugares más críticos de la ciudad. Sabemos que no alcanza, que falta mucho, pero lo importante es que estamos solucionando un problema histórico de Campana”, señaló Abella a la prensa.

 

Por su parte, el presidente del HCD aseguró que esta obra “es un ejemplo de las cosas que no se hicieron y que había que hacer” al tiempo que señaló que también se están limpiando los pluviales “ya que es una zona que por la cubierta de vegetales suele sufrir inundaciones”.

 

“Esto es posible gracias al apoyo de Provincia, pero también gracias al fondo que hemos implementado localmente, algo que si bien ha generado mucha discusión en el Concejo Deliberante porque implicó un pequeño ajuste sobre el precio de los combustibles, se puede ver en obras concretas”, continuó Roses.

 

Y concluyó: “El estado de la ciudad era calamitoso y teníamos que llegar con soluciones de fondo. Se están haciendo trabajos de calidad como hacía tiempo que no veíamos en la ciudad y todo eso tiene un costo que los vecinos debemos aportar si queremos vivir en una ciudad ordenada, bien mantenida y donde todos podamos circular”.