El hecho ocurrió en calle Grassi al 700 del barrio Las Praderas. Comenzó como una confrontación pasada la 17:30 hs y pasó a mayores cuándo un joven, aprovechando que los padres se habían retirado a realizar la denuncia, intentó incendiarle la vivienda.

 

Una pelea entre padre e hijo terminó con un principio de incendio en una casa de la calle grassi 700 en el barrio Las Praderas. El hecho ocurrió ayer antes de las 18 hs. cuando personal policial es convocado por una confrontación familiar y momento después ante la presencia de fuego y humo se pide la colaboración de bomberos que acude con los​ móviles​ 41 y 48 a cargo de Rodríguez. 
Se logró contener el siniestro antes de que avanzara al resto de la propiedad. En el lugar trabajaron 3 móviles policiales que lograron contener la situación del conflicto.