La Mesa de Enlace del Municipio recibe a diario cientos de llamados de vecinos que se encuentran en situación de emergencia y actúan rápidamente para brindar atención. En los últimos días, un llamado alertó sobre un niño con convulsiones y la operadora contuvo y guió a la madre con gran profesionalismo y sensibilidad. 

El servicio de emergencia de la ciudad lleva a diario un destacado y profesional trabajo para brindar asistencia a los vecinos que se encuentran en situación vulnerable.

Bajo la coordinación de la Secretaría de Prevención y Seguridad Ciudadana del Municipio, la Mesa de Enlace recibe cientos de llamados de personas que se encuentran en una emergencia y sus operadores con gran capacidad y profesionalismo deben evaluar y discernir ante la angustia de quien llama, entre la emergencia y la urgencia para derivar al área que corresponda.

Y justamente esta destacada labor quedó plasmada días atrás cuando a través del 107 ingresó el llamado de una madre desesperada que pedía atención médica para su hijo que sufría una convulsión.

Con gran profesionalismo y templanza, la operadora no solo desplazó una ambulancia del SAME para la inmediata asistencia del menor sino también contuvo y guió a la madre cómo accionar hasta el arribo de los médicos.

A lo largo del llamado, la operadora escuchó atentamente el relato de la madre y con templanza tranquilizó a la madre y le brindó recomendaciones para ayudar al niño y compensarlo.

La conversación recién culminó cuando la oficial se aseguró que el servicio de emergencia ya estaba en la puerta de la vivienda y el menor con atención médica.

El SAME Campana es un servicio de atención primaria gratuita que funciona 24 horas los 365 días del año.

Cuenta con 3 ambulancias y un equipo integrado por 20 profesionales de la salud que fueron especialmente capacitados.

Además del 107, los vecinos pueden solicitar asistencia médica a través de la aplicación del celular Alerta Campana o comunicándose con el CIMoPU al 423263.