Según informó el secretario general del gremio, Oscar Virrarreal, la compañía brasilera sigue sin cumplir la promesa de incorporar a los 300 trabajadores que ya tienen los trámites iniciados para comenzar. En solidaridad, quienes ya están trabajando en la obra iniciarán, mañana, una medida de fuerza en el interior de la planta que se extenderá durante la semana.