Personal municipal realiza esta tarea con el propósito de mejorar la prestación de servicios públicos y contribuir al orden y limpieza.

 

Una cuadrilla de personal municipal capacitada para la realización de diversas tareas relativas a higiene urbana realiza un intenso trabajo en distintos puntos de la ciudad.

 

De esta manera, a través de la Subsecretaría de Medio Ambiente, se continúan realizando trabajos de limpieza y retiro de materiales y montículos áridos y verdes en el casco céntrico que se encuentran depositados en la vía pública obstruyendo el paso.

 

En las denominadas zonas 1 y 2 se han relevados aproximadamente 700. De los mismos, 26% ya han sido retirados de la vía pública, sea por propia voluntad del vecino o por accionar de personal municipal.

 

En relación a ello, desde el Municipio informaron que “en caso de que un notificado vuelva a obrar depositando material en la vía pública, se procederá a multarlo”.

 

“Dado que tanto las veredas como las calles son espacios públicos, se solicita a los vecinos contribuir con su higiene”, añadieron.

 

Además, solicitaron que los materiales como escombros con o sin bolsones, restos de arena y residuos sin bolsa no sean dispuestos en la vía pública y se los ingresen a sus hogares.

 

“La acumulación de diferentes materiales en conjunto con desechos puede ocasionar puntos de atracción de diferentes vectores tales como ratas, cucarachas y mosquitos, entre otros, siendo foco, de esta manera, de posibles enfermedades. Además, dificulta el tránsito de los peatones”, completaron.

 

Estos pedidos se enmarcan en la Ordenanza Municipal N°2352/88, donde establece en su Artículo 1° inciso 38 la obligatoriedad de cada vecino frentista de Campana, de mantener las veredas en perfecto estado de tránsito y limpias, libres de malezas y/u obstáculos.