Los 30 empleados que se desempeñan en la planta de Scrap Service volverán a sus puestos de trabajo luego de la medida de la empresa de finalizar los contratos que tenían con Ferrua. El ministerio dictaminó la conciliación obligatoria y el miércoles habrá una audiencia para buscar resolver el conflicto de fondo. 

El conflicto se dio el pasado viernes cuando trabajadores de la empresa Ferrúa que presta servicios para Scrap fueron notificados que la firma había decidido rescindir los contratos de los 30 trabajadores, y decidido, según declararon los empleados, a trabajar con personal propio de otra ciudad.

El lunes se había enviado un comunicado al Ministerio de trabajo, al tiempo que se realizaba una movilización en el ingreso a la planta que presta servicios de recolección de chatarra para Tenaris-Siderca.
Ahora el ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, dictó hoy la conciliación obligatoria en el conflicto entre los trabajadores de la empresa Ferrua y la empresa ScapService S.A. y ordenó retrotraer la situación al día previo al conflicto.

 

 

 

Desde el Ministerio citaron a una audiencia para el miércoles 27 de mayo a las 15 hs.