Dado que se recomienda limpiar y desinfectar superficies de apoyo, pisos de la casa y objetos de uso frecuente, el Municipio brinda detalles de cómo preparar soluciones que garanticen la sanitización. 

 

El Municipio informa en detalle de qué manera se debe proceder al preparar soluciones de agua con lavandina y agua con alcohol a fin de garantizar su eficacia al momento de desinfectar y limpiar diversas superficies previniendo el contagio de Coronavirus.

CÓMO PREPARAR UNA SOLUCIÓN DE LAVANDINA Y AGUA 

En términos generales las lavandinas comerciales tiene una concentración del 4% (40gr/litro de hipoclorito). Para desinfectar se necesita generar una solución final que tenga un 0,5% de hipoclorito.

Por ello, se recomienda que en un pulverizador se coloquen 2 cucharadas soperas en 1 (uno) litro de agua y, en un balde de 10 litros de agua, 2 pocillos de café. 

Una vez preparada la solución sólo dura 7 días por cuanto empieza a perder efectividad. En relación a ello, se sugiere no solo utilizarla antes de ese periodo sino también almacenarla en un lugar fresco y oscuro, porque la luz lo degrada.

Por último, hay que tener en cuenta que los equipos o muebles metálicos tratados con cloro, tienden a oxidarse rápidamente en presencia de hipoclorito de sodio.

CÓMO PREPARAR UNA SOLUCIÓN DE ALCOHOL Y AGUA

El alcohol etílico que se vende comercialmente tiene una concentración de 96%. Para desinfectar la recomendación es preparar una solución que tenga 70% de alcohol y 30% de agua.

 

Es así que se sugiere buscar un pulverizador pequeño (250 cm3 o 500 cm3). Si se usa uno reciclado, primero hay que lavarlo y desinfectarlo sumergiéndolo en la solución de agua con lavandina.

Este envase se puede tener a mano en la cartera, mochila o la mesa próxima al ingresar a la casa. 

Es ideal para desinfectar objetos más sensibles como los celulares, llaves, control remoto, mochila o cartera que viene del exterior o ropa que no puede lavarse fácilmente (sacos, camperas, etc.)