La compañía no había iniciado ante el Municipio ningún tipo de gestión para su instalación. Tampoco contaba con los permisos ni la correspondiente radicación provincial.

 

El Municipio clausuró hoy un predio donde se encuentra emplazada una antena de telefonía de Movistar luego de haber notificado a sus propietarios sobre diversas irregularidades e intimado a que se presentaran a regularizar su situación y no recibir respuesta alguna.

 

La empresa ni siquiera se había presentado ante el Municipio para iniciar los trámites correspondientes para la instalación de la antena. Por eso, también se labraron multas por falta de habilitación como por el incumplimiento de los permisos y gestiones necesarias ante la Provincia de Buenos Aires para su radicación.

 

Tras las denuncias de vecinos, el Municipio – a través de la Dirección de Inspección- actúo con celeridad a fin de garantizar el cumplimiento de la normativa vigente.