La delegación regresó este miércoles luego de una destacada actuación en Mar del Plata. Consiguió medallas en atletismo, taekwondo, discapacidad y vóley masculino sub 18.

En el último día de competencia de los Juegos Bonaerenses, la delegación campanense sumó 5 nuevas medallas alcanzando un total de 9.

La última jornada de competencia mediante el atletismo y el voley masculino hizo crecer el medallero de la ciudad, alcanzando así 4 de oro, 3 de plata y 2 de bronce

Iara Herrera en Pentatlón (Pruebas combinadas) y Juan Marquine en Salto en alto consiguieron dos nuevas medallas de oro.

Mientras que, Eliana Montenegro en Lanzamiento de martillo y Alison Olinik sumaron otras dos de plata. Todos estos atletas celebraron sus galardones junto a su entrenador Diego Marquine.

Y el equipo de Voley Sub 18 dirigido por Rubén Rosales e integrado por Francisco Echeboury, Juan Pablo Zec, Gonzalo Michelón, Franco Masi, Jonás Ponzio, Ian Barranco, Ramses Cascu, Pablo González, Pedro Vettovalli y Fausto Bellanger logró consagrarse este miércoles con una de bronce.

Las nuevas medallas se agregaron a las obtenidas por Luján Pérez (oro en Lanzamiento de martillo), Luisina Sosa (oro en Taekwondo), Julieta Rodríguez (plata en salto en alto, categoría Sub 14) y German Torres, de la Escuela de Discapacidad Municipal, en Velocidad (bronce).

La delegación compuesta por más de 100 competidores que estuvo acompañada por el Municipio a través de la Dirección de Deportes y la Secretaría de Cultura, Educación y Turismo regresa victoriosa tras un excelente desempeño en el torneo más popular de la Provincia.

“Solo tenemos palabras de agradecimiento y de felicitaciones para cada uno de los integrantes de esta delegación. Fue una enorme satisfacción ver el compromiso de los jóvenes y de los adultos mayores a lo largo de toda la competencia. Nos representaron de la mejor manera llenándonos de orgullo”, comentó el director de Deportes, Gonzalo Patiño.

Finalmente, Patiño destacó la labor de los profesores, entrenadores y acompañantes: “Su responsabilidad y esmero a lo largo del torneo nos permitieron disfrutar de una maravillosa estadía y vivir una agradable experiencia deportiva, pero también de inclusión social”.