El intendente Abella constató los trabajos que la Nación lleva adelante en la calle 9 de julio, entre French y Balcarce, entre otras arterias del casco urbano.

El intendente Sebastián Abella supervisó este martes las obras de reasfalto que se llevan a cabo sobre la calle 9 de julio.

Dichas tareas están financiadas por el Gobierno nacional y se enmarcan dentro de un plan de pavimentación impulsado por el Ministerio de Transporte que incluye bacheo, reparación de losa y hormigonado de calles y avenidas por donde circulan los colectivos para mejorar la transitabilidad.

En tal sentido, el jefe comunal –que concurrió acompañado por la directora de Obras, Infraestructura Urbana y Vialidad, Luciana Lombardi-, expresó su felicidad “por avanzar con más obras que cambian y ponen en valor a la ciudad”.

Y destacó que estos trabajos –que se extienden desde French hasta Balcarce, entre otros puntos de la ciudad- impactan positivamente en la vida de las personas “porque mejoran la transitabilidad y, por ende, se optimiza el servicio que brindan los colectivos al circular por calles sin baches”.

En el marco de este plan, Abella señaló que en forma simultánea se efectúa el hormigonado del cordón cuneta de la calle Alem y la etapa final de la reparación de la carpeta de hormigón en el boulevard Sarmiento.

“El gobierno nacional nos sigue acompañando y estas obras son muestra de ello”, concluyó el Intendente.