El Municipio ya colocó el hormigón en las obras de reparación de las calles Iriart y Pueyrredón, y Las Heras y Coletta. En los próximos días, se realizarán tareas similares en Arenales, entre Urquiza y Del Pino.

 

El Plan Integral de Bacheo avanza a buen ritmo por distintas avenidas y calles a fin de mejorar la transitabilidad y recuperar la infraestructura urbana.

 

Así fue como en los últimos días el Municipio colocó el hormigón en las obras de reparación de las calles Iriart y Pueyrredón, y Las Heras, entre Coletta y Ameghino, por lo que ahora dichas zonas permanecen cerradas al tránsito para su correcto fraguado.

 

En tanto que en Alberdi, entre Dorrego y Santa María de Oro, máquinas y personal especializado procedió a levantar el paño de hormigón dañado.

 

El intendente Sebastián Abella visitó las obras, donde conversó con los vecinos para conocer su opinión respecto a la puesta en marcha de este plan que busca terminar con baches históricos que convirtieron a calles y avenidas en zonas intransitables.

 

En las próximas horas se iniciarán trabajos similares en otro sector del casco urbano. De acuerdo a lo informado, las obras de bacheo de pavimento de hormigón se extenderán por la calle Arenales, entre Urquiza y Del Pino.

En el marco de este Plan Integral también se efectuaron tareas de fresado y recapado asfáltico en Dellepiane, entre San Martín y Av. Rocca; Dellepiane, entre Av. Rocca y Belgrano, y Becerra, entre San Martín y Av. Rocca.

 

Las obras se financian con fondos municipales y alcanzan las zonas más deterioradas de la ciudad en base a un relevamiento de los reclamos más frecuentes que los vecinos realizaron ante el Centro Municipal de Atención al Vecino (CeMAV).