Se trata de la sucursal “Sol de Mayo” ubicada en Estrada y Rawson. El masculino ingresó con la cara tapada y a punta de pistola se llevó $2300 y un celular que pertenecía a la empleada.

Hoy en horas de la tarde, la panadería Sol de Mayo, en su sucursal de Estrada y Rawson fue asaltada por segunda vez en lo que va del año.
 En esta oportunidad, el delincuente ingresó con la cara cubierta y a punta de pistola se llevó $2300 que había en la caja y un celular samsung de la empleada del local.
 La joven estaba en estado de shock ante lo sucedido y fue asistida por un móvil policial a cargo del Subayudante Rodríguez quienes intervienen en la denuncia para dar con el paradero del asaltante.