Defensa Civil y personal de Parques y Jardines del Municipio trabajaron en una casa del barrio San Cayetano para resguardar la seguridad de sus habitantes.   

En la calle Ibarra del barrio San Cayetano se podó un árbol de gran tamaño que ante su inminente caída generaba un importante peligro para los vecinos que habitaban en la vivienda.

Este se encontraba a una corta distancia de la casa y, ante los riegos que implicaba su caída, Defensa Civil trabajó en el lugar para resguardar la seguridad de la familia.

Inicialmente, se evacuó los habitantes (tres adultos y cinco menores). Luego, junto a personal de Parques y Jardines del Municipio, se procedió a realizar la poda correspondiente y a retirar del lugar los residuos de la misma.

De esta manera, el Municipio actuó preventivamente para llevar tranquilidad a los habitantes de la vivienda y a la vez evitar alguna situación de riesgo en el lugar.