Nació en Perú, vivió en México, llegó a la Argentina persiguiendo el rock de Charly, Spinetta y Fito Paez, se instaló en Capital Federal hasta que necesitó un lugar con tranquilidad “asado y río” y así arribó a nuestra ciudad.

 

En una entrevista exclusiva con Campana360, la cantante Adalí Montero nos relató como fue su participación en el exitoso programa “La Voz” y su llegada a Campana.
 “Lo de la voz fue hermoso, aunque casi digo que no, yo ya había estado en La Voz en Perú y no quería involucrarme en la televisión, pero me junté una noche con unos amigos y ellos me sugirieron que haga el casting de Mar del Plata”, relata.
 En “La Feliz” se encontró con miles de personas y supuso que iba a tener mucha competencia “atender el teléfono y que me avisen que había quedado ya era un logro para mi”, agrega.
 Adalí nació en Perú e inició su carrera con apenas 16 años, vivió en México, fue couch de operación triunfo, trabajó en Televisa, pero tenía pendiente Argentina:  “Necesitaba venir a este país por el blues y por el rock de Spinetta, Charly, Fito, moría por esa música”, expresa.

 Y continúa: “Cuando vine a Argentina empecé a cantar en bares y en distintos lugares, estaba viviendo en Retiro, pero tenía que dejar el departamento, y lo único que quería era tranquilidad, desconectarme y venir a Capital solo para cantar, empecé a preguntar por lugares y mi novio (que en ese entonces era su amigo) me sugirió Campana”, y acá encontró eso y también, como dice entre risas: “río y asados”.
 Su próximo proyecto tiene que ver con una producción de clásicos latinos con soul, ya que según comenta” todavía hay público para este tipo de música”.
 Mientras tanto, la podremos con su banda “Los trabajadores del blues” el próximo martes 18 en el bar “Bisellia” a las 21:00.