El viernes por la mañana comerciantes de Campana se encontraron con la ingrata sorpresa de pintadas con aerosol en la puerta de sus negocios.

 

Los dueños de los negocios manifestaron su indignación ya que alrededor de las 9:30 cuando llegaban a abrir sus locales descubrieron que sus persianas estaban marcadas con grafitis. “Estábamos por pintar pero no queremos hacer el esfuerzo si esto llega a volver a ocurrir” expresó uno de los comerciantes.