La secretaria de Salud aseguró que el Municipio “está preparado para la situación actual” e informó que se está trabajando en la planificación de recursos e infraestructura.

 

La secretaria de Salud, Cecilia Acciardi, anunció que en el hospital municipal San José se suspendieron los controles médicos y cirugías programadas, medidas que se dan en el marco de una eventual asistencia médica ante posibles casos de Coronavirus.

Acciardi llevó tranquilidad a los vecinos asegurando que “en el nosocomio local, estamos preparados para la situación que estamos viviendo. Podemos aislar los casos sospechosos, tomar y enviar muestras y contamos con los kits de bioseguridad necesarios para utilizar según lo requiere el protocolo”.

No obstante, la responsable del área de salud municipal insistió en destacar la necesidad de “comprometernos todos como sociedad” porque “estamos en una situación histórica y crítica nunca antes vivida. Tenemos que aprender de lo que pasó en otros países del mundo”.

Acciardi explicó que este momento es “clave”. Por ello, hay que quedarse en casa y evitar así que el virus no logre propagarse.

“Pedimos a la comunidad que cuide al sistema público y privado. Debemos cuidarnos para cuando haya casos que requieran de asistencia médica. No hay que salir innecesariamente. Por eso, todo lo que se pueda hacer por teléfono, que se resuelva así. Por ejemplo, consultando síntomas al médico de cabecera a través de ese medio. Requerimos que solo se apersonen en caso de urgencia”, sugirió.

Además, informó que a través del Nro 107 se puso un refuerzo médico donde -a partir de los síntomas que se indiquen- un profesional determinará si es necesaria o no una consulta en un centro de salud.

COMPROMISO DEL EQUIPO MEDICO

“Desde el lugar donde estamos debemos comprometernos con el aislamiento porque, si no lo hacemos, las medidas y planificaciones no sirven”, comentó al tiempo que agradeció el compromiso del equipo médico del hospital como también de los profesionales médicos que voluntariamente se ponen a disposición.

“Es el momento de pensar en la salud colectiva y no ser egoísta. Nos sirve el aliento que pueda darnos la sociedad, pero fundamentalmente necesitamos su responsabilidad quedándose en casa”, concluyó.