El Colegio de Abogados de la provincia de Buenos Aires solicitó al gobernador Axel Kicillof la “prórroga de todas las obligaciones impositivas” mientras dure el aislamiento por la pandemia del Coronavirus, que entre sus consecuencias, ha generado la “paralización de las actividades jurídicas profesionales y del sistema judicial de nuestra provincia”.

 

 

La entidad que nuclea a los profesionales indicó: “La actividad privada como la estatal se han disminuido dramáticamente y frente a esta grave situación, las posibilidades económicas financieras de las abogadas y los abogados, que dependemos de nuestro ejercicio profesional para nuestra subsistencia, se deterioran notablemente”.
“Los honorarios son nuestra única forma de ingreso y resulta necesario arbitrar medidas concretas para evitar mayores perjuicios”, agregaron desde el Colegio.

En tal sentido, la entidad pidió efectivizar las siguientes medidas:Prórroga general de todas las obligaciones impositivas con vencimiento mientras dure la actual situación de crisis sanitaria, en particular la de los siguientes impuestos: (i) impuesto inmobiliario; (ii) impuestos a los automotores; (iii) impuestos de sellos; (iv) impuestos a la transmisión gratuita de bienes; (v) tasas retributivas de servicios administrativos y judiciales.

También solicitan la “suspensión de intereses, recargos y/o multas tributarias hasta la finalización de la crisis sanitaria”, y requiere”gestionar ante las autoridades municipales la prórroga de tasas y servicios generales que afecten a las abogadas y abogados”.

La entidad solicitó también “facilitar créditos con facilidades extendidas con el objeto de permitir a los profesionales superar las dificultades financieras.

Recordó que ” la abogacía es un servicio necesario para el normal desarrollo de una comunidad organizada y en situaciones como ésta, el respeto del orden jurídico es fundamental para superar la crisis”.

Y concluyó: “Ninguna reactivación económica y social es factible sin el normal funcionamiento de la administración de justicia, la que requiere imprescindiblemente del ejercicio de la abogacía”.