El Intendente compartió un encuentro con vecinos donde detalló las últimas obras realizadas en la zona y escuchó sugerencias para continuar mejorando la infraestructura de los barrios.

El intendente Sebastián Abella se reunió con vecinos de Lubo y La Esperanza para conversar respecto a las obras realizadas en la zona y escuchar sugerencias con el objetivo de continuar mejorando la infraestructura de los barrios.

El jefe comunal compartió una amena charla y, con mate de por medio, brindó detalles de la primera etapa del plan de reasfaltado que el Municipio acaba de finalizar y la construcción de 3 reductores de velocidad en Cordeu y Gismundi, Cordeu y Dasso, y Cordeu y Jujuy.

Además, les informó que ya gestiona ante el Gobierno Nacional los fondos necesarios para iniciar este año la segunda etapa de dicho plan a fin de completar la mejora de las calles que están muy deterioradas.

Los vecinos, en tanto, se mostraron muy contentos por los trabajos concretados y aprovecharon la ocasión para agradecerle y reconocer la gestión que está llevando adelante el Municipio para mejorar la ciudad.

Los presentes también dialogaron sobre el inicio de la obra de la nueva costanera y el anhelo de cumplir el sueño de toda una ciudad y la posibilidad de realizar otros trabajos para continuar mejorando las condiciones de la zona.