El Intendente se interiorizó en los trabajos que llevan adelante en pos del beneficio de los vecinos del barrio y reconoció la importante labor social que realizan.

El intendente Sebastián Abella mantuvo un encuentro con trabajadoras vecinales de Otamendi para conversar con ellas sobre la situación del barrio y escuchar sus ideas e inquietudes.

Durante el ameno almuerzo, el jefe comunal se interiorizó en los trabajos que llevan adelante día a día en pos del beneficio de los vecinos del barrio y reconoció la importante labor social que actividades que realizan en pos del beneficio de los vecinos del barrio.

Las trabajadoras vecinales constituyen el primer contacto territorial con el vecino, donde detectan casos de violencia de género, embarazos precoces y otras necesidades.

Además, desarrollan un voluntariado para promover los programas nacionales, provinciales y municipales que apuntan a la población de mayor riesgo.

“Ellas son quienes conviven diariamente con las distintas realidades del barrio y el nexo directo con los vecinos que más lo necesitan, su incansable labor por la comunidad es digna de destacarse”, ponderó Abella.