A pesar de la lluvia y tal como lo había prometido, el jefe comunal monitoreó las tareas de mantenimiento y limpieza integral que llevó adelante personal municipal la última semana y conversó con los vecinos.

Tal como lo había prometido, el intendente Sebastián Abella regresó el sábado al barrio Los Pioneros para conversar con los vecinos y constatar los trabajos que se ejecutaron durante la semana.

A pesar de la lluvia, el jefe comunal -acompañado por el secretario de Descentralización, Sergio Roses, su equipo y el concejal de Cambiemos Luis Gómez- monitoreó las tareas que incluyeron perfilado y entoscado de calles; limpieza de distintos sectores del barrio; y retiro de montículos de tierra, ramas, pastos y residuos arrojados sobre numerosas calzadas.

Estas acciones, que seguirán replicándose a lo largo de la semana, tienen el principal objetivo de mejorar la transitabilidad por el lugar y la condición en la calidad de vida de los vecinos.

 

“Desde el Municipio asumimos un compromiso especial con los vecinos de este barrio, ante cualquier inquietud o necesidad quedo a su disposición para seguir mejorando las condiciones del lugar”, manifestó Abella ante los presentes.