“Además de asfalto, estamos llevando al barrio progreso y beneficio para todos los frentistas”, dijo el Intendente tras supervisar la importante obra que el Municipio está ejecutando allí.

El intendente Sebastián Abella recorrió La Josefa donde el Municipio -a través de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Medio Ambiente- encara una importante obra de asfalto.

El jefe comunal se acercó a la calle Zavalía para supervisar el inicio de los trabajos que se extendieron entre Zaballo y Di Luca.

Esta obra, que implicará la colocación de una gruesa capa de carpeta asfáltica, también se ejecutó en la calle Rígoli, entre Fernández y Maggio, hasta Gil Castro.

Cabe destacar que este plan de asfalto, que busca convertir al barrio en 100% sin calles de tierra, alcanzará un total de 24 cuadras que se llevará adelante en Rígoli y Rives desde Zavallo hasta Gil Castro; Maggio -de Colectora a Zavalía y de Padre Martino a Sautón-; Padre Martino desde Zavallo hasta Di Luca y de Maggio a Gil Castro

Durante su recorrida por el lugar, Abella aprovechó la ocasión para conversar con los vecinos que se mostraron contentos ya que “no verán más la tierra”.

“Además de asfalto, estamos llevando al barrio progreso y beneficio para todos los frentistas”, ponderó el Intendente tras constatar los trabajos que también mejorarán la transitabilidad por el lugar y elevarán la calidad de vida los vecinos.