El Intendente compartió una cena con los miembros de la institución y le entregó una placa conmemorativa por su aporte a la cultura argentina.

El intendente Sebastián Abella reconoció al Centro Criollo “Pampa y Cielo” y compartió una cena con miembros de la comisión directiva y socios en su 58º aniversario.

Fue un encuentro ameno que se llevó a cabo el fin de semana y donde el jefe comunal, además, entregó una placa conmemorativa a la institución que nació el 23 de marzo de 1960 con el fin de mantener viva las tradiciones de nuestro país.

Tras disfrutar de una verdadera fiesta criolla en la que no faltaron ni música ni las pilchas gauchescas, Abella brindó un saludo y agradecimiento a todos los miembros de la institución “por mantener vivas las costumbres argentinas” al tiempo que los instó a seguir trabajando por la cultura de nuestro país.