Con 10 años, Sabina Breska Rocco esperó con ansias su inauguración y a primera hora del lunes 11 de marzo “pasó a la historia” tras adquirir su flamante carnet.

“¿Mamá, cuándo se inaugura?”, preguntaba Sabina Breska Rocco –de 10 años- cada vez que pasaba frente al nuevo edificio de la Biblioteca Pública Municipal. El anhelo finalmente se cumplió y ella terminó convirtiéndose en la primera socia.

Su madre, Nadina Rocco Marvin, confesó que muchas veces pensó que la pregunta conllevaba algo de reproche ante el tiempo de ejecución de la obra.

Sin embargo, guardaba en ella un interés genuino de Sabina de acceder al nuevo edificio tal como lo hizo tras la inauguración.

“Cuando vi en el diario que ya se podía venir le pedí a mi familia que me trajera”, contó la pequeña que se acercó el lunes 11 a primera hora junto a su papá y, al día siguiente, volvió con su mamá para retirar su flamante carnet. Paradójicamente, el primero que se entregaba allí.

Tras conocer esta historia, el intendente Sebastián Abella decidió reunirse con Sabina y durante el encuentro llevado a cabo este viernes, conoció cuáles son sus obras y géneros preferidos, cómo se acercó a la lectura y de qué manera sostuvo su hábito diario desde que aprendió a leer.

El jefe comunal tuvo palabras de felicitaciones para esta pequeña que cursa el 6° año de primaria en el Colegio Armonía y que, tal como cuenta su mamá, lee apasionadamente todo lo que tiene a su alcance.

“Me llevé algunos libros, los devolví y ahora estoy buscando otros”, comentó Sabina mientras recorría el sector infantil para emprender una nueva “aventura literaria”.

El destino quiso que de alguna manera ella quedara en la historia de la biblioteca, esa misma que esperó con ansias que se inaugurara. Es un sueño de Sabina y de muchos que esta gestión logró concretar.

“Ahora, los vecinos tienen la posibilidad de disfrutar un espacio amplio y moderno. En épocas donde la era digital ‘gana terreno’ continuamente, encontrar niños como Sabina, adolescentes y adultos que se acercan hasta aquí es una enorme satisfacción. Nos reconforta saber que hicimos un gran trabajo”, comentó Abella tras la visita.