Ayer por la mañana el Intendente elevó dos proyectos de ordenanza en los que solicita prorrogar la emergencia sanitaria y ambiental para garantizar la continuidad del servicio de recolección de residuos y promover un nuevo plan de facilidades de pago y moratoria.

El intendente Sebastián Abella envió ayer al Concejo Deliberante dos importantes proyectos de ordenanza para los vecinos de la ciudad.

El primero de ellos solicita prorrogar la emergencia sanitaria y ambiental establecida en la Ordenanza Nº 6546 para garantizar la continuidad de los servicios de “Recolección de residuos domiciliarios, barrido y limpieza de calzadas, recolección de montones y transporte hasta el predio de disposición final de todo lo producido”, dispuesta por Decreto Nº 0653/2015, hasta el 31 de diciembre de 2019.

Mientras que el segundo propone promover un Plan de Regulación de Pago para las tasas municipales para que los contribuyentes en mora puedan regularizar sus deudas de tasas y derechos comprendidas hasta todos los periodos hasta el 31 de diciembre de 2019, inclusive.

“Estos dos proyectos son muy importantes para la ciudad, por lo que requieren un tratamiento urgente. Esperamos que los concejales de la oposición accedan a tratarlos a la brevedad, cumpliendo con su trabajo y dejando de lado sus mezquindades e intereses para ponerse del lado de los vecinos”, destacaron desde el Ejecutivo.